Lipoescultura
11 diciembre, 2019
Implantes Mamarios
25 febrero, 2020
Show all

Rinoplastia

¿Qué es?

La rinoplastia es una cirugía plástica en la que se reparan los defectos de la nariz, ajustando su forma y tamaño a las características propias de la persona y en simetría con su rostro.

Esta cirugía además de llevarse a cabo con fines estéticos, puede estar motivada por una desviación del tabique nasal que dificulta la respiración o por malformaciones de tipo congénito o traumático.

¿Cómo se lleva a cabo?

Se puede realizar por medio de la Rinoplastia Abierta y la Rinoplastia Cerrada. En la cirugía abierta se realiza una incisión en la zona media de la nariz para acceder más fácilmente a los cartílagos y los huesos. En la rinoplastia cerrada las incisiones se realizan en las zonas nasales, lo que no deja cicatrices visibles.

La rinoplastia se puede hacer con anestesia local o general, para conservar la nueva forma es frecuente el uso de una férula o tapones nasales para ayudar a mantener estable la pared divisoria entre las vías respiratorias.

Los candidatos ideales para esta cirugía son aquellas personas que quieren modificar la forma de su nariz, con expectativas de un rostro armónico, no perfecto. Que hayan alcanzado el desarrollo completo de esta parte del cuerpo y que sean personas emocionalmente estables.

Cuidados en el post-operatorio

En el primer día el paciente estará en reposo con la cabeza hacia arriba, durante la primera semana o hasta que cicatricen los tejidos no deberá sonarse con fuerza, debe además evitar actividades extenuantes y exponerse al sol durante los dos primeros meses.

En cuando a las molestias, el paciente puede sentir la cara hinchada, molestias sobre la nariz y dolor de cabeza, además se puede presentar un ligero sangrado. Estos efectos secundarios se atenúan con los analgésicos, sin embargo, en caso de sangrado abundante es apropiado consultar al médico.

× ¿Cómo podemos ayudarte?